Tensiones y oportunidades en la capa de contenidos de Internet

A poco ms de dos aos de vigencia de la Ley de Servicios de Comunicacin Audiovisual la produccin nacional de contenidos comienza a crecer exponencialmente. Cada vez es ms clara la necesidad de nuevos canales y plataformas de distribucin, difusin y comercializacinde todo tipo de obras intelectuales. Las industrias culturales nacionales comienzan a despertarse y, otra vez, el derecho de autor y derecho de copia comienza tomar el centro de la escena.

Las tensiones y luchas jurdico-polticas por la gestin del derecho de autor y el derecho de copia se ubican principalmente en las capas superiores de Internet. Al igual que otros sistemas de comunicacin (como la radio o la televisin), Internet tambin puede analizarse a travs de diferentes capas superpuestas e interdependientes. As, Internet se compone ascendentemente de una capa material, una capa lgica y una capa de contenidos.

La primera es una capa material (tambin llamada capa fsica, de infraestructura o del hardware). Esta capa est compuesta por bienes de calidad material. En ella se pueden encontrar computadoras, servidores, routers, cables y toda la infraestructura que hace posible un medio de comunicacin como Internet. La capa material de Internet se caracteriza por estar altamente controlada a travs del derecho de propiedad que cubre los soportes de las obras intelectuales.

La segunda de las capas contina el camino ascendente y es la llamada capa lgica (tambin descrita como capa del cdigo o del software). Ubicada sobre la capa material, esta capa se compone de bienes y obras de calidad intelectual alcanzadas por el derecho de autor y de derecho de copia. Es decir, est compuesta por todos los programas de computacin (software) que hacen que las partes de infraestructura puedan funcionar y ser operativas.

La tercera de las capas se describe como capa de contenidos. Al igual que la capa lgica, la capa de contenidos se compone de bienes y obras de calidad intelectual y, por tanto, est alcanzada por el derecho de autor y el derecho de copia. La capa de contenidos se compone de los bienes y obras del intelecto humano expresados, publicados, distribuidos, trasmitidos por la red: entre otras, obras literarias, musicales, videos, fotografas, animaciones, videojuegos.

Por la calidad de los bienes involucrados y por las regulaciones que las afectan, tanto la capa lgica (software) como la de contenidos estn reguladas por el derecho de autor y derecho de copia. Estas dos capas superiores de la red son capas intelectuales y estn caracterizadas como espacios ms abiertos, dinmicos, colaborativos y de innovacin constante. En estas capas la gestin de la cultura y los modelos de negocios industriales se encuentran en constantes cambios a nivel global.

En la Repblica Argentina la nueva Ley de Servicios de Comunicacin Audiovisual e iniciativas pblicas como la Televisin Digital Abierta, Argentina Conectada o Conectar Igualdad (entre otras) han reactivado la produccin nacional y federal de contenidos. Sumado a esto, el xito y masividad de iniciativas industriales como Taringa! o Cuevana (entre otras) han puesto en debate qu es lo que ocurre con a produccin audiovisual y la gestin de los derechos en la capa de contenidos de Internet.

Al respecto pueden formularse varias preguntas. Si la produccin de contenidos audiovisuales en la Argentina est en franco aumento cuali y cuantitativo, por qu Taringa!, Cuevana y muchas otras empresas Argentinas no orientan sus modelos de negocio a firmar acuerdos con productores audiovisuales (regionales, nacionales o locales) y gestoras colectivas para servir de canales o plataformas de distribucin de series televisivas, documentales o pelculas de produccin nacional?

Entre muchas otras preguntas relevantes, por qu las empresas de las industrias culturales nacionales no avanzan sobre modelos de negocio donde se compartan y auditen pblicamente los ingresos obtenidos por publicidad? Es posible generar registros pblicos nacionales sobre qu obras audiovisuales se utilizan y cunto dinero hay que distribuir entre los autores, actores, intrpretes, directores y quienes invierten en las plataformas de contenidos nacionales?

Las polticas culturales sobre la gestin estratgica del valor intelectual en las capas superiores de Internet tambin van a construir el futuro de las industrias audiovisuales en la Repblica Argentina. Pero, adems de polticas culturales, es necesaria una urgente adecuacin de los modelos de negocio industriales y el desarrollo de modelos de publicidad auditables por todas las partes interesadas en la utilizacin de las obras intelectuales. La legalidad es el mejor de los caminos!

* El Dr. Ariel Vercelli es Presidente de BIENES COMUNES A. C. e Investigador del CONICET / IEC-UNQ. Columna publicada en la seccin de Tecnologa de Tlam. Sin licencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *