Hacia un derecho de copia como derecho pleno

El derecho de autor ya no es lo que era. Aquello que hasta hace pocos aos reciba el nombre de derecho de autor (en la tradicin jurdico poltica continental), comienza ahora a ser ampliado hacia un derecho de autor y derecho de copia. El agregado del derecho de copia o derecho a copiar comienza a dar cobertura a los intereses difusos del pblico, de los usuarios finales. El derecho de copia comienza a ser un foco de tensin en una nueva fase del capitalismo global.

Las tecnologas digitales y las redes electrnicas distribuidas han significado un aumento superlativo en las capacidades de copia que tienen los usuarios finales. En pocos aos se estn redefiniendo, no slo aquello que se puede y no se puede hacer con las obras intelectuales, sino tambin qu ocurre con la gestin de la cultura, la gestin de sus industrias y la distribucin de las riquezas intelectuales comunes.

Los derechos de copia estn dejando de ser meras limitaciones y excepciones a los derechos patrimoniales de autores y titulares industriales sobre obras intelectuales y comienzan a significarse como un derecho pleno. Estos derechos a copiar bienes y obras intelectuales comienzan a construirse como derechos elementales y bsicos dentro de las sociedades democrticas. Derechos de acceso a la cultura? No, los derechos de copia se presentan como algo ms importante.

En la era digital la copia es pervasiva, ubicua, penetrante, comn a las prcticas cotidianas. Se ha vuelto una parte sustancial de la cultura contempornea. Pero, esto fue igual en otros momentos histricos? Cun profundas son las prcticas sociales vinculadas a las capacidades de copia? Es posible considerar la copia como algo bsico y elemental de la existencia humana? Sin dudas, las capacidades de copia caracterizan a la humanidad.

Hace mucho tiempo que los seres humanos copian absolutamente todo. Antes de que existieran autores, leyes, industrias culturales o tecnologas digitales, las diferentes formas de copia ya atravesaban las prcticas humanas. Entre otras, las capacidades de reproduccin biolgica, el aprendizaje o el pensamiento humano estn ntimamente relacionadas a las capacidades de copiar y adecuar el mundo a cada paso, suspiro o pensamiento.

Los artistas copian, los msicos copian, los polticos copian, los cientficos copian (algunos, todava citan), los profesores copian, los alumnos / aprendices copian, los periodistas copian, los deportistas copian, los programadores copian, los abogados copian, los diseadores copian, los mdicos copian. Todo es una copia de algo? Claro. Todo lo que existe es copia de algo que, virtuosa o vilmente, lo antecede. Y el original? El original jams existi.

Ms an, la inspiracin es copia, la movilizacin mental o espiritual es copia, la empata tambin lo es. Imitar es copiar, derivar algo es copiar. Qu ms? Mucho ms. Crear, reflejar, criticar, producir, reproducir, representar, interpretar, simular tambin son formas de copiar. Hay ms? S, claro. Traducir es copiar, transformar, miniaturizar, gigantizar, deformar, distorsionar, sintetizar, replicar, falsificar, repetir o clonar tambin es copiar.

El concepto de copia proviene del latn cpia,ae y su significado remite histricamente a algo que es abundante, rico, vital, diverso, mltiple, numeroso, multitudinario. Ahora, siendo tan importante y profunda, por qu la copia est siendo significada como algo negativo? Por qu copiar es algo perseguido y criminalizado en los ltimos siglos? Se relaciona esto con las regulaciones que alcanzan estos derechos? Ciertamente.

Mientras los derechos intelectuales sigan llamndose propiedad intelectual la copia siempre se construir, con astucia capitalista, como una merma o degradacin de un supuesto e imaginario original. El capitalismo ha construido regulaciones que entienden selectivamente la copia como algo criminal, como un error, una falla, algo deleznable. Sin embargo, lejos de ser criminal, la copia es vital y necesaria para la justa distribucin de las riquezas intelectuales de la humanidad.

Ahora bien, por qu la criminalizacin de la copia se ha vuelto selectiva a escala global? Por qu algunos pueden copiar y acumular y otros son perseguidos? Por qu se criminaliza a usuarios finales y pequeas empresas que copian y no se persigue a las corporaciones que se enriquecen escandalosamente gracias a estas mismas capacidades? Es claro, criminales son aquellos que acumulan, apropian y privatizan en sus servidores la herencia intelectual de la humanidad.

* El Dr. Ariel Vercelli es Presidente de BIENES COMUNES A. C. e Investigador del CONICET / IEC-UNQ. Columna publicada en la seccin de Tecnologa de Tlam. Sin licencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *