Revista Chasqui (129), Ciespal: Repensando las regulaciones de Internet

La versión digital del Número 129 (2015) de la “Revista Chasqui, Revista Latinoamericana de Comunicación” (Ciespal) está disponible desde hace unas horas. Lleva por título “Comunicación e integración desde el Sur” (pdf) y el índice muestra a simple vista su riqueza. En la portada se presenta:

“Comunicación e Integración desde el Sur es una invitación a debatir y a generar alianzas regionales. No es posible mantener una mirada “nacionalista” del campo. Necesitamos una mirada regional, geopolítica en el más amplio sentido. Los actuales desafíos no admiten que los estudios y estudiosas/os del mismo se mantengan pasivamente expectantes mientras la ciudadanía busca emancipación, mientras nacen y mueren leyes de medios que intentan canalizar esta mirada emancipatoria bajo la resistencia constante y agresiva de un modelo posneoliberal que ve amenazas donde nosotros vemos oportunidades.”

Entre las páginas 90 y 112 se puede encontrar un artículo de mi autoría: “Repensando las regulaciones de Internet. Análisis de las tensiones políticas entre no-regular y re-regular la red-de-redes” (pdf). De las conclusiones:

“El neoliberalismo ha creado un nuevo avatar: una especie de laissez faire-laissez passer tecnológico, una especie de “libre navegación de los ríos digitales? La neutralidad de la red responde −es parte constitutiva− de estas tendencias ideológicas hacia la no-regulación de Internet. (…) Es claro, el principio de la neutralidad de la red no es neutral. Es un concepto diseñado a la medida de los intereses de las grandes corporaciones de Internet. La supuesta “neutralidad” oculta los intereses políticos y económicos de quienes diseñan el ciberespacio. Las leyes sobre neutralidad tecnológica no hacen más que cristalizar monopolios. Más que neutralidad, es necesario re-diseñar, adecuar y re-politizar las tecnologías digitales. Políticas públicas de información y comunicación que −lejos de sólo privatizar− avancen sobre los procesos de comunización. ¡Las democracias no son neutrales! Entonces, ¿necesitamos redes neutrales? No, ¡gracias! Preferimos redes isonómicas, redes de pares. Es necesario que los países de la región sur emprendan una regulación público-comunitaria amplia, abierta, permanente y democrática sobre todas las situaciones injustas que conlleva el uso actual-futuro de las tecnologías digitales e Internet. Es momento de reconsiderar la defensa de los derechos humanos de las poblaciones y de los intereses nacionales/regionales. Están en juego nuevos aspectos de la soberanía nacional y popular.”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *